Inicio Turismo Diseñan nuevo asiento del medio de un avión

Diseñan nuevo asiento del medio de un avión

29
0

Una de las verdades inmutables de la vida, es que a nadie le gusta sentarse en el asiento del medio del avión. Especialmente si viajas en clase Turista. Cualquier asiento es incómodo, aún más si eres alto o grueso o tienes las piernas largas, pero el asiento del medio es el peor de todos, porque estas pegado a otras dos personas. Por suerte, esto puede mejorar un poco con el nuevo diseño del asiento central en los aviones que ha presentado la compañía Molon Labe.

Esta startup australiana ya ha conseguido la certificación de la FAA americana para que su asiento Molon Labe S1 pueda ser instalado en los aviones estadounidenses. De hecho una aerolínea ya lo ha comprado para instalarlo en 50 de sus aviones, pero no han querido revelar el nombre, porque es secreto comercial.

Molon Labe S1 revoluciona el asiento del medio de los aviones, ese en el que nadie quiere sentarse, porque es más incómodo y agobiante. Como se puede ver en esta imagen, los cambios son ligeros, pero muy importantes:

El asiento central es cinco centímetros más bajo que los otros dos. También se echa un poco más para atrás, 7 centímetros, lo que permite que el respaldo sea 12 centímetros más ancho.

Estas nuevas medidas y posicionamiento con respecto a los otros dos asientos mejora la comodidad del pasajero central, según Molon Labe. Al ser más ancho no hay tanta sensación de agobio, y al echarse un poco para atrás permite acomodar mejor las piernas, y es más sencillo intercambiar asientos, o salir sin que el otro pasajero se levante.

Otra mejora muy importante, que se puede ver en la anterior fotografía, es que gracias a la nueva disposición, los codos del pasajero central no chocan con los de los otros dos.

Para una startup que se dedica a la aviación lo más complicado es que sus productos superen las duras certificaciones de seguridad de la FAA de Estados Unidos. Pero esos asientos Molon Labe S1 ya han conseguido la certificación, superando pruebas tan duras como resistir 16 veces la fuerza de la gravedad.

No hacen milagros, porque sigue siendo clase Turista y los respaldos no se echan para atrás, por ejemplo. Pero sí mejoran la comodidad del pasajero del asiento central del avión, y eso es importante. Además también tienen ventajas para las propias aerolíneas: no obligan a alterar el número de filas de asientos del avión, y al estar fabricados en aluminio son muy ligeros. Cada asiento solo pesa 9 Kilos.

Una aerolínea “con sede en un país occidental” ya ha comprado asientos Molon Labe S1, para instalarlos en 50 de sus aviones. Los pasajeros del asiento central se lo agradecerán…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here