Inicio Turismo Las ciudades más ‘bike-friendly’ del mundo

Las ciudades más ‘bike-friendly’ del mundo

100
0
  1. Hamburgo, Alemania
    Porcentaje total: 52.7%. Aunque sus barrios más céntricos, con numerosas estaciones para compartir bicicletas, bien podrían compararse con los de una ciudad holandesa o danesa, Hamburgo se enfrenta al diseño inconsistente de la infraestructura necesaria para el uso general de las bicicletas como vehículo y a la planificación centrada en el automóvil. Cierto es que ha bajado tres puestos este año, colocándose en último lugar, pero a favor diremos que, según releva The Copenhagenize Index 2019, no se debe a su falta de esfuerzos, sino al empeño de su competencia.
  2. Montreal, Canadá (comparte puesto con Vancouver)
    Porcentaje total: 53.6%. He aquí la única ciudad norteamericana que figura en The Copenhagenize Index cada año desde 2011. Su nueva administración ha presentado el proyecto más ambicioso de Montréal: el Réseau Express Vélo, una red de 184 kilómetros de carriles para bicicletas unidireccionales protegidos que cruzarían la isla, además de los cerca de 80 kilómetros de instalaciones protegidas que existen en la actualidad.
  3. Vancouver, en Canadá
    Porcentaje total: 53.6%. Vancouver está rompiendo la idea que asocia a las bicicletas con el deporte, apostando por ellas como un medio de transporte para todas las edades. Carriles unidireccionales, bicicletas de carga y nuevos estacionamientos protegidos para bicicletas la coronan como la ciudad más bike-friendly (junto con Montreal) de Canadá.
  4. Taipéi, en Taiwán
    Porcentaje total: 54.5%. El título de “El Reino de la Bicicleta” no es en vano, y es que Taiwán ha sido durante mucho tiempo la base de operaciones de la industria ciclista. Pese a esto, sólo su capital ha considerado que la bicicleta es la mejor opción para la movilidad urbana. La flota de bicicletas compartidas de Taipéi compite con la de Londres y Nueva York, lo que ha supuesto su entrada por primera vez en el TOP 20.
  5. Tokio, en Japón
    Porcentaje total: 55.4%. Aunque la infraestructura no acompañe, Tokio lleva años siendo una de las metrópolis más bike-friendly, ya que millones de personas circulan con bicicleta. El gobierno ha planeado crear nuevos carriles para bicicletas de cara a los Juegos Olímpicos de 2020, pero en la actualidad sólo hay 13 kilómetros de instalaciones protegidas.
  6. Berlín, en Alemania
    Porcentaje total: 56.3%. El Volksentscheid Fahrrad 2015 (el referéndum de la bicicleta), conseguido gracias a más de 100.000 firmas, obligó legalmente al Senado a construir una ciudad más bike-friendly. Para ello está llevando a cabo un plan que pretende crear 100.000 nuevas plazas de aparcamiento para bicicletas, ampliar la red de vías para bicicletas en la región circundante y construir carriles protegidos de dos metros de ancho.
  7. Liubliana, en Eslovenia
    Porcentaje total: 57.1%. “Aunque la capital eslovena ha perdido varios puestos en el Índice este año, merece sin duda su lugar entre las 20 primeras posiciones de 2019 por su continuo impulso a la innovación y al desarrollo favorable a las bicicletas”, asegura The Copenhagenize Index 2019. Una de las medidas más importantes de Liubliana este pasado año ha sido la ampliación de las zonas libres de coches, así como la reducción de la velocidad en el territorio local.
  8. Barcelona, en España
    Porcentaje total: 57.4%. Sí, ha bajado puesto, pero aún así la Ciudad Condal puede decir (y bien alto) que es la única ciudad española que ha conseguido formar parte de The Copenhagenize Index 2019. La expansión de la red y la mejora del sistema de bicicletas compartidas sitúan a Barcelona en el TOP 20 por octavo año consecutivo.
  9. Bogotá, en Colombia
    Porcentaje total: 58.1%. Aunque todavía está muy congestionada por la mala calidad del aire, su entrada en el ranking de este año ha sido por todo lo alto. Además, Bogotá se ha hecho famosa gracias a la Ciclovía: una actividad semanal, que se celebra cada domingo, y que cierra más de cien kilómetros de calles de la ciudad a los coches para que los ciudadanos puedan pasear a pie o en bicicleta.
  10. Bremen, en Alemania
    Porcentaje total: 58.9%. Un puesto bien merecido: Bremen tiene la mayor cuota modal de bicicletas de Alemania (25%), una gran red en expansión de carriles bici separados y un innovador concepto de “distrito de bicicletas”.
  11. Helsinki, en Finlandia
    Porcentaje total: 59.8. Persiguiendo el objetivo de ser una de las ciudades con el mejor transporte sostenible, la capital finlandesa, al igual que París, se había fijado como alcanzar una cuota modal de bicicleta del 15% para 2020. Con el 11% actual, está en vías de conseguirlo.
  12. Viena, en Austria
    Porcentaje total: 60.7%. La capital austriaca ha conseguido esta posición gracias a los esfuerzos y políticas de comunicación innovadores y constructivos. Su campaña 2018 #whydontYOUcycle fue decisiva.
  13. París, en Francia
    Porcentaje total: 61.6%. Tras años compartiendo los carriles con los autobuses, ahora las bicicletas contarán con una amplia red de vías propias, incluyendo instalaciones protegidas en los Campos Elíseos. El programa de uso compartido de bicicletas de París es uno de los más ambiciosos del mundo, y promete seguir creciendo.
  14. Oslo, en Noruega
    Porcentaje total: 62.5%. Oslo se ha puesto las pilas, ¡ha subido 12 puestos respecto al índice de 2017! He aquí la demostración de que las condiciones climáticas extremas, como las grandes nevadas, no son excusa para renunciar a las bicicletas como medio de transporte general. De hecho, la ciudad ha puesto en marcha un proyecto de uso compartido de bicicletas para invierno, incorporando a 400 bicicletas neumáticos con tachuelas.
  15. Burdeos, en Francia
    Porcentaje total: 68.8%. ¿Una de las medidas decisivas de Burdeos? En los dos últimos años se ha prohibido el paso de vehículos por su icónico Pont de Pierre, que atraviesa el río Garona y conecta la orilla izquierda con el barrio de la Bastide, lo que ha permitido aumentar en un 20% el tráfico de bicicletas por dicha pasarela.
  16. Estrasburgo, en Francia
    Porcentaje total: 70.5%. He aquí la principal ciudad ciclista de Francia. La ampliación la red de bicicletas más allá del centro urbano, preocupándose por los carriles bici de los suburbios de la ciudad, y el aprovechamiento del potencial de las bicicletas como vehículo de carga han sido sus estrategias más premiadas.
  17. Amberes, en Bélgica
    Porcentaje total: 73.2%. Las mejoras en las intersecciones, la gestión de los semáforos, el objetivo de reducir los límites de velocidad a 30 km/h en el 95% de las calles y la ampliación de las zonas de aparcamiento de bicicletas en las estaciones de tren son la razón por la que Amberes se sitúa en cuarta posición.
  18. Utrecht, en Holanda
    Porcentaje total: 88.4%. Aunque la tarea de destacar como una ciudad bike-friendly cuando formas parte de los Países Bajos no es fácil (y menos con una competencia del nivel de Ámsterdam), ya que es algo bastante común, Utrecht sigue apostando por la innovación. ¿Cómo? Instalando semáforos inteligentes, así como carriles rápidos dedicados a las bicicletas electrónicas, y ampliando de la capacidad de aparcamiento de bicicletas. Esta ciudad tiene un objetivo claro: duplicar el uso de la bicicleta antes del año 2030.
  19. Ámsterdam, en Holanda
    Porcentaje total: 89.3%. Si hay algo que caracteriza a la capital holandesa, es su cultura ciclista. Bicicletas amarradas a farolas, apoyadas en los puentes que cruzan los canales, aparcadas en sus propias estaciones o recorriendo a un ritmo frenético las callejuelas de la ciudad. En Ámsterdam hay alrededor de 880.000 bicicletas y 400 kilómetros de carril señalizados, así como también puede presumir de que más de la mitad de su población usa este medio de transporte a diario.
  20. Copenhague, en Dinamarca
    Porcentaje total: 90’2%. Fue el 2015 cuando Copenhague adelantó a Ámsterdam en el ranking de las ciudades más bike-friendly del mundo, desde entonces se mantiene en el primer puesto. Aunque deberá seguir luchando por él, ya que la diferencia con la capital holandesa y con Utrecht es mínima. Las inversiones sostenidas y unas estadísticas inigualables son la clave de su éxito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here