Inicio Cultura Lo rural y lo urbano de las manos en Burgos.

Lo rural y lo urbano de las manos en Burgos.

257
0

Ya se conoce de sobra que el arte es capaz de trazar puentes. Esta vez, esta disciplina ha hecho que lo rural y lo urbano se den la mano a través de la pintura. El pueblo de Villangómez tiene poco más de 100 de habitantes, pero se ha propuesto estar en el punto de mira cultural con un derroche de arte callejero, en total, 33 murales que han cubierto las paredes de esta localidad de Burgos.

Durante los últimos años, son numerosos los artistas que han ido dejando su huella entre las callejuelas del pueblo. El resultado ha sido la Ruta de Murales y Escritores, en la que han participado figuras como Susana Velasco, Willy Arenas, Alegría del Prado, Kilipo, Goyo203 o Begoña Belmonte. Estas pinturas a gran escala han conseguido situar en el mapa a la pequeña localidad, llegando a convertirse en un referente para los amantes de la cultura.

Próxima parada… ¡Villangómez!© Turismo Burgos
La iniciativa ha sido posible gracias al Proyecto Pollogómez, que mantiene una lucha incesante por dar a conocer el entorno rural y todo lo que este implica. El cuidado del medioambiente, las tradiciones y costumbres son los valores con los que trabajan cada día para sacar adelante uno de nuestros bienes más preciado: los pueblos.

Esta ruta en realidad forma parte de un propósito mayor que se vio cancelado este último año por razones evidentes. El Festival Pollogómez ha atraído a multitudes de turistas en pasadas ediciones. El evento cuenta con mercados en los que encontrar productos locales, talleres, exposiciones, conciertos, gastronomía… Pero, sin duda, el deseo de contemplar el trabajo de importantes artistas y de semejantes dimensiones es lo que más fama le ha otorgado.

Como ya adelantábamos antes, esto no solo va de pintura. Cada uno de los murales tiene una conexión con algún escritor contemporáneo, como Boris Vian, Jorge Luis Borges o Gloria Fuertes. En la unión de las dos materias se ha colado también la tecnología. A través de un código QR, los espectadores podrán acceder a una información ampliada de las obras.

Mural en Villangómez, Burgos
Numerosos artistas han decorado las paredes de Villangómez.© Turismo Burgos
Los grafitis poseen una placa en la que se aclara su título, el artista que lo ha llevado a cabo y el escritor vinculado al mismo. El código, no solo desarrolla estos datos, sino que nos traslada a una aplicación móvil que permite ver la animación de las pinturas. Es decir, arte urbano y realidad aumentada en la palma de nuestra mano.

Serán tanto en las paredes del Ayuntamiento, como en la de propietarios entregados a la causa, donde podremos ir descubriendo las obras de arte paso a paso. A modo de exposición, no solo se disfruta de la sencilla admiración de los murales, sino del satisfactorio abrazo del medio rural y la tecnología, dos universos que aparentemente parecen tan alejados.

La Ruta de Murales y Escritores no es otra cosa que una batalla contra ese monstruo de la despoblación. Se trata de una propuesta que enriquece en el sentido más literal, pero también figurado. A través del street art, Villangómez demuestra que es pequeño pero matón, que lo cultural también puede ser rural y que la solución no está en elegir, sino en unificar ambos mundos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here