Inicio Internacionales Demandan una mayor aceleración en la vacunación para recuperar la confianza

Demandan una mayor aceleración en la vacunación para recuperar la confianza

842
0
FOTO DE ARCHIVO: Pequeños frascos etiquetados con la etiqueta "Vacuna COVID-19" y una jeringuilla se ven en esta ilustración tomada el 10 de abril de 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración

Confían que en 2021 se alcance entre el 40 y el 50% de la facturación de 2019

Los representantes de las agencias de viajes solicitan que se redoblen los esfuerzos para acelerar el ritmo de la administración de la vacunación con el objetivo de recuperar la confianza del viajero y comiencen a vislumbrar la luz al final del túnel. Cabe recordar que el pasado 27 de diciembre comenzó la vacunación contra la COVID-19 en España y solo se han administrado dos de cada tres dosis disponibles, según datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad.

Hasta el pasado viernes, se administraron un total de 768.950 vacunas en España, lo que supone el 67,5% de las entregadas a las comunidades autónomas hasta la fecha (1.139.400), y en un día se han inoculado 92.764 dosis.

Con estos datos, Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), afirma en AGENTTRAVEL que “siendo la vacuna la única esperanza de que los viajeros recuperen la confianza y vuelvan a viajar, creo que deberíamos de focalizar todos los esfuerzos y destinar los recursos necesarios en acelerar el ritmo de vacunación”.

Para Garrido, “en términos comparativos es incomprensible que Reino Unido lleve un ritmo de 200.000 vacunas al día y España solo 90.000”.

El presidente de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acave), Martí Sarrate, explica a este medio que la tendencia de vacunación es “muy lenta, ya que ninguna comunidad ha logrado alcanzar el 100% de administración en esta primera etapa”.

“Las dudas que se nos presentan es cuánto tiempo real tardaremos en inmunizar a todos los ciudadanos del país y que se puedan cumplir las previsiones de los objetivos que se han marcado”, añade.

Por ello, considera un factor fundamental que el ritmo de vacunación sea “lo más rápido y eficaz posible para poder conseguir esa confianza y seguridad de los viajeros, que son los principales factores y exigencias que demandarán para perder el miedo psicológico que se ha creado y poder viajar a un destino con total tranquilidad”.

Sarrate también apunta que con el control de la pandemia se “facilitará el resurgimiento de la economía y del sector turístico”.

Noticia esperanzadora

Por su parte, César Gutiérrez, presidente de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (Fetave), califica la vacuna como “la única noticia esperanzadora para el sector en los últimos meses”. Sin embargo, alega que esta debe venir “acompañada venir acompañada de una realidad mucho más ambiciosa de vacunación para intentar que la mayor parte de la población esté vacunada lo antes posible”.

“Las noticias que nos llegan sobre el ritmo de vacunación en las distintas comunidades autónomas son muy decepcionantes como norma general y las diferencias entre estas plantean muy serios interrogantes sobre la capacidad de gestión de los responsables del proceso”, denuncia.

Para Fetave, la confianza de los viajeros viene marcada por la tasa de contagio y, por ese motivo, aplaudió que se alcanzase el objetivo de llegar a 25 casos por 100.000 habitantes en el nuevo estado de alarma, aunque lamenta que con la gestión de las comunidades “está llegando a más de 600 casos”.

“Para reducir los contagios a cifras de menos de 25 casos se precisa vacunas, que ya están; administraciones eficientes, que está por ver si lo son; y rigor en la aplicación de las restricciones junto a responsabilidad social de los ciudadanos”, añade.

José Luis Méndez, presidente de la Unión de Agencias de Viajes (UNAV) opina que “la vacunación tendría que tener máxima prioridad y se tenían que redoblar todos los esfuerzos en la vacunación lo más pronto posible. A mayor número de personas vacunadas, más seguridad y más confianza para todo el sector turístico. Y eso sería bueno para contribuir a la reactivación de los viajes”.

Por su parte, el Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR) demanda a las administraciones públicas que acentúen el ritmo de vacunación de la población “al máximo posible” para reactivar el turismo.

“Valoramos mucho el trabajo de los sanitarios y reconocemos su dedicación y esfuerzo, pero pensamos que la logística y la planificación por parte de las autoridades nacionales y autonómicas disponen de un margen de mejora más amplio”, ha subrayado Marcos Franco, socio fundador de ReiniziaT y portavoz de ObservaTUR.

En este sentido, ObservaTUR recuerda que siete de cada diez agentes de viajes nacionales consideran que el impulso y desarrollo de la actividad no se iniciará hasta que la mayor parte de la población esté vacunada, según recogía el último informe de temporada de este instrumento de seguimiento y monitorización.

Semana Santa y verano

A finales del pasado año y con la esperanza puesta en la vacuna, los principales líderes del sector turístico apuntaban que el comienzo de la recuperación del sector sería en el mes de abril, con todas las miras puestas en la Semana Santa. Sin embargo, a fecha de hoy y con los datos en la mano, los presidentes de las patronales son más cautos al hablar sobre la posible reactivación del sector en el primer cuatrimestre.

En este sentido, Carlos Garrido piensa que “la Semana Santa está en peligro y mucho tendríamos que mejorar la situación médica para que podamos pensar en salvar el turismo de proximidad para esta temporada”.

“Hay mucha incertidumbre de cuándo será realmente el momento de la recuperación en la que las agencias de viajes vuelvan a facturar y ya no me atrevo a hacer más pronósticos pero confío que sea pronto porque nuestro sector está en riesgo y necesitamos ayudas directas para aguantar”.

Para Martí Sarrate, 2021 será el año de la recuperación moderada y en Semana Santa ya habrá pequeños inicios de reactivación del mercado nacional”.

“Hasta que el control de la COVID-19 esté bastante seguro no se iniciara la reactivación ya que le afectan los continuados rebrotes, las nuevas cepas y restricciones. De momento no hay síntomas de pre-reservas”, añade.

Para el presidente de Acave es “muy importante y fundamental ir recuperando la conectividad aérea para poder tener producto y clientes porque debido a la situación estos reservarán con poca antelación para ver con más claridad la situación de viajar”.

Para Sarrate el inicio de la recuperación del sector será en el segundo semestre de 2021 consiguiendo unos objetivos de facturación de aproximadamente el 40% sobre el obtenido en 2019.

Según su opinión, el sector vacacional será el primero en recuperarse en zonas de playa, cultura, destinos rurales, etc. La recuperación a nivel internacional será progresiva a destinos seguros; los primeros serán los países de Europa, Asia, África, seguidos de Norteamérica y América Latina.

En las ciudades especializadas en turismo de negocios Acave piensa que la recuperación se iniciara en 2022/2023 a niveles del 2019.

Para Sarrate es muy importante la “eliminación de cuarentenas, teniendo los protocolos de prueba adecuados, con normas claras y coherentes entre destinos”.

No obstante, el presidente de Acave apunta que para alcanzar los niveles de pre-crisis serán necesarios de dos años y medio a cuatro años. IATA considera que se llegará a la conectividad total en 2024.

Trabajar para el futuro

Para César Gutiérrez, ser optimista para esta próxima Semana Santa es “vivir en otro mundo”. Pero piensa que hay que trabajar como las hormigas haciendo “futuro para una temporada de verano que si llega a niveles del 50% de la de 2019 sería un enorme éxito, e ir recuperando mercado para que de 2023 en adelante podamos recuperar los niveles de 2019 y no reconocer esa realidad es sencilla y lamentablemente pretender engañar o engañarse”.

El presidente de Fetave se muestra cauteloso al pronosticar que “a partir de mayo/junio de este año deberíamos empezar a ver la luz al final del túnel, sin embargo no pensamos que volverá a una cierta normalidad hasta al menos el año 2023 sin descartar que no recuperemos los niveles de demanda
interior y exterior hasta 2025”.

“Tal y como paso en el verano pasado, las segundas residencias serán los destinos que mejor se recuperen, y el turismo nacional en un primer momento deberá ser quien tire del carro de la recuperación y luego el turismo europeo y especialmente el continental”, concluye.

Brotes verdes en verano

Por su parte José Luis Méndez, entiende que “en Semana Santa aún persistirán las restricciones en muchos destinos y, aun apelando al mercado nacional, es difícil que se pueda contar con la recuperación, muy a nuestro pesar. Lamentablemente no soy optimista al respecto y, ojalá me equivoque, la Semana Santa será casi nula en viajes”.

“Si se acelera el proceso de vacunación, entendemos que al comienzo del verano se podrá ver algún brote verde, aunque al ser una crisis sanitaria tendremos que esperar acontecimientos y ver la progresión. Esta pandemia afectará asimismo a muchos puestos de trabajo y a la economía y podría ser también otro factor negativo, pero deseamos ante todo que se solucione el tema sanitario”.

Por último, Méndez coincide con sus homólogos y piensa que los destinos nacionales más próximos a los lugares de residencia, playa y turismo interior serán los primeros en recuperarse.

“Más tarde comenzará la movilidad por Europa y los cruceros empezarán a moverse si se realiza un pasaporte sanitario eficiente. Respecto a los viajeros que primero viajarán, pensamos que las personas jóvenes serán las primeras que empezarán a viajar antes que el resto, así como los ejecutivos y viajes por motivos de trabajo”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí